News

Foreign Minister Fumio Kishida’s Interview with El País


Spain, January 9, 2014

January 9, 2014

Pregunta. La disputa entre China y Japón por las islas Senkaku (en japonés) y Diaoyu (en chino) se ha agravado bastante en los últimos tiempos. ¿Qué está dispuesto a hacer Japón para rebajar la tensión?

Respuesta. No existe ninguna duda de que las islas Senkaku forman parte inalienable del territorio japonés. A la luz de los hechos históricos y del derecho internacional, están bajo la jurisdicción japonesa y, por tanto, no hay ninguna controversia que resolver sobre la soberanía de las islas. China ha invadido con sus barcos las aguas de Japón, porque quiere cambiar el statu quo por la fuerza. Ante este intento, Japón actuará con firmeza y calma, pero no vamos a agravar la situación. Vamos a pedir a China moderación. Nuestra relación bilateral es una de las más importantes que tenemos y queremos desarrollarla en base a los intereses estratégicos comunes. Consideramos muy importante el diálogo. Quiero reiterar que nuestra puerta está abierta y que deseamos que China muestre esta misma postura.

Pregunta. Sin embargo, las medidas de Tokio son de corte militarista con la creación de un Consejo de Seguridad Nacional, una nueva Estrategia de Seguridad Nacional y un aumento del gasto de Defensa.

Respuesta. Nosotros no agravamos la situación. Creamos el Consejo Nacional de Seguridad para ser más operativos en este campo. Con la nueva Estrategia de Seguridad pretendemos esclarecer nuestra política al respecto y elevar la transparencia. En cuanto al aumento del presupuesto de Defensa, después de haberlo bajado durante 10 años, el año próximo crecerá solo el 2,8%, y el 2% corresponde a los costos laborales. Por el contrario, en los últimos 10 años China ha multiplicando por cuatro su presupuesto de defensa.

Pregunta. Hasta EE UU ha criticado la visita del primer ministro Shinzo Abe al santuario de Yasukuni donde se guardan las almas de los 14 criminales de guerra de clase A. ¿Por qué se ha producido?

Respuesta. Yasukuni no está dedicado solo a los que murieron en la Segunda Guerra Mundial sino a todos los caídos luchando por la patria desde 1853. En total 2,5 millones de muertos por Japón. El propósito de la visita fue expresar el pésame por los que fallecieron luchando por el país y renovar el compromiso del Gobierno de que nunca volverá a hacer la guerra.

Pregunta. Pero Abe en su primer Gobierno (2006-2007) no fue a Yasukuni para no herir a chinos, coreanos y otros pueblos ocupados por el imperialismo japonés.

Respuesta. Creo que Abe no lo hizo durante su primer mandato porque tomó en cuenta la situación internacional y esta vez su propósito era el que acabo de mencionarle. En cuanto a los criminales de guerra de clase A fueron sentenciados por el Tribunal de Extremo Oriente y, tras el Tratado de Paz de San Francisco [1951], aceptamos esas sentencias. El primer ministro Abe nunca ha cambiado su posición al respecto.

Pregunta. Japón ha realizado varias extensiones, la última en junio de 2012, de su Zona de Identificación para la Defensa Aérea (ZINA). ¿Cree que la ZINA declarada en noviembre pasado de forma unilateral por China en el mar del Este fue una respuesta a Japón?

Respuesta. La ZINA que acaba de anunciar China se diferencia tanto en el contenido como en las características de la japonesa. En esa zona, Pekín obliga a los aviones que vuelan en el espacio aéreo internacional a obedecer los procedimientos internos de China y, si no los cumplen, ha indicado que tomará medidas defensivas. Esto va contra el principio de libertad de navegación. No lo vamos a aceptar. Y no lo aceptaremos por dos razones: por la obligatoriedad de las medidas que no existe en otras ZINA y porque se identifica una parte de las islas Senkaku como territorio chino. Me gustaría trabajar con otros países para que China revoque esta medida.

Pregunta. ¿Se puede hablar de guerra fría en Asia?

Respuesta. En cuanto que Corea del Norte se ha dotado de misiles y armas nucleares y que China aumenta sin transparencia su fuerza militar y su expansión por los espacios marítimo y aéreo, la situación en el este de Asia se agrava cada día. Frente a esto, querríamos tener una mayor participación y reforzar la capacidad de los distintos marcos de diálogo regional que existen, como el Foro de Asia del Este y la Cumbre de Asia del Este.

Pregunta. ¿Cree que la Unión Europea puede cooperar en la formación de una estructura de seguridad en Asia?

Respuesta. Si, la experiencia de los países europeos puede ser útil. Cuando miramos a nuestros socios europeos, incluida España, que es muy importante para nosotros, vemos que en estos 60 años Europa ha aumentado su integración, la ampliación y la reconciliación de la región. Me gustaría trabajar con la Unión Europea para mejorar la política de seguridad en Asia del Este.

Pregunta. ¿Las purgas políticas realizadas por Kim Jong-un revelan inestabilidad en Corea del Norte? ¿Teme que pueda usar sus armas contra Japón?

Respuesta. Las purgas demuestran el menosprecio por los derechos humanos en Corea del Norte. Seguimos de cerca la situación en ese país, que parece estar inmerso en un proceso de consolidación del poder de Kim Jong-un. Creo que es importante seguir colaborando con los demás países de las conversaciones a seis bandas [Japón, China, Rusia, EE UU y las dos Coreas] para que Pyongyang acate las resoluciones de la ONU y el comunicado de los seis. Estamos decididos a fortalecer tanto nuestra propia defensa como la alianza con EE UU mientras hacemos todos los preparativos necesarios para defendernos.

Pregunta. ¿Ve infundado el temor de China de que EE UU pretende cercarla con su alianza con Japón y otros países de la zona?

Respuesta. La alianza es la piedra angular tanto para la paz como para la seguridad en la región y así lo compartimos con otros países. No se pretende cercar a China sino que queremos hacer de China, a través del diálogo, un miembro responsable de la comunidad internacional.

Pregunta. Abe impulsa la diplomacia japonesa con una apretada agenda de viajes al exterior. ¿Está previsto que venga a España?

Respuesta. Con motivo del año dual, el príncipe heredero Naruhito estuvo en España y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, viajó a Japón, pero no hay decisión sobre la visita de Abe. España es un socio cercano y en el comunicado conjunto emitido durante la estancia Rajoy en Tokio acordamos incrementar la cooperación en seguridad, economía y en América Latina. Hay grandes perspectivas de negocio en renovables, infraestructuras y medicina.